Archivos de la categoría ‘Ciencia-Ficción’

Mousa (2021)

Publicado: enero 20, 2022 en Africa, Ciencia-Ficción, Drama, Egipto, Películas
Etiquetas:

 

 

 

 

 

 

 

 

Un estudiante universitario de ingeniería inventa el primer robot de su clase en Oriente Medio, en un intento de vengar la muerte de su padre y conseguir justicia, lo que hace que sea perseguido por las autoridades.

Un film que sorprende, sobre todo de donde proviene. No es habitual ver algo de ciencia-ficción de la buena en países árabes. Un personaje principal muy logrado, donde Kareem Mahmoud Abdel Aziz (Yehia) hace un papel bastante notable. Unos decentes efectos especiales; y una buena trama, con su tono de conspiración y traición. Lo que no he llegado a entender es el final, y el personaje que sale (no logro saber que pinta en esto).

 

 

 

 

 

 

 

 

En Rusia existe un lugar conocido como la Zona, donde un meteoro se estrelló años atrás. A pesar de que el acceso a la Zona está prohibido, los Stalker se dedican a guiar a quienes se atreven a aventurarse en este inquietante paraje.

Después de visionarla, y también leer muchos comentarios del film; a mí se me ha hecho un tanto tediosa y pesada. Demasiadas vueltas de los tres protagonistas de un lado a otro, y con demasiadas reflesiones filosóficas y metafórica para mi gusto. Debe ser que no la he llegado a comprender del todo.

Un científico es enviado a la estación espacial de un remoto planeta cubierto de agua para investigar la misteriosa muerte de un médico. Adaptación del clásico de ciencia-ficción del escritor polaco Stanislaw Lem.

Película bastante extraña, donde la ciencia-ficción es dejada de lado, para convertirse en un film bastante filosófico. En ocasiones se hace tedioso, en otras te da materia para pensar (las conversaciones con Snaut y las propias divagaciones del protagonista); y en otras se disfruta enormemente con algunas escenas: cuando Hary sale por la puerta; la propia reencarnación de ella misma; y sobre todo el final resulta sobresaliente. Una de esas pelis, que hay ver muy pendiente de todo, y con la mente abierta.

La Tierra se ha vuelto inhabitable para los humanos, y la élite se instala en el planeta Kepler 209, cuya atmósfera vuelve estériles a los nuevos habitantes. Generaciones después, se establece un programa para determinar si es posible nuevamente la vida en la Tierra, pero la cápsula espacial pierde el control…

Una buena historia; muy bien narrada; y con una buena trama que va pegando sus giros argumentales con acierto. Buenos efectos visuales (la recreación del desolado paisaje es genial), y también me ha gustado la interpretación del personaje principal Blake (Nora Ardenezer). Ciencia-ficción de calidad y entretiene. Un bien alto.

Tras los fatales acontecimientos sucedidos en la primera parte, la familia Abbot (Emily Blunt, Millicent Simmonds y Noah Jupe) debe enfrentarse a los peligros del mundo exterior mientras luchan en silencio por sobrevivir. Forzados a aventurarse en lo desconocido, pronto se dan cuenta de que las criaturas que cazan orientadas por el sonido no son la única amenaza que acecha más allá del camino de arena. Secuela de la exitosa producción «Un lugar tranquilo» (A Quiet Place, 2018).

Un film con las mismas premisas que la primera parte, y aunque resultan demasiado repetitivas no por ello dejan de interesar. Como en la primera, muchos silencios y de nuevo buenos papeles los de las dos féminas. Lo malo es que lo dejan, como para seguir rodando más de lo mismo; algo que creo ya sobraría.

Aniara (2018)

Publicado: julio 5, 2021 en Ciencia-Ficción, Europa, Películas, Suecia
Etiquetas:,

 

 

 

 

 

 

 

 

En un futuro distópico en el que las consecuencias del cambio climático han llevado a la evacuación del planeta, la nave Aniara que realiza el trayecto desde La Tierra a Marte, sufre un contratiempo que le hace vagar sin rumbo hasta nuevo aviso.

Otra de esas películas que se puede ver desde dos perspectivas. Como una película de ciencia-ficción, resulta brillante, con un buen argumento y muy bien narrada; nos muestra como va cambiando esa sociedad que se forma, así como cada personaje principal (excelentes Arvin Kananian y Emelie Garbers, y en menor medida Bianca Cruzeiro). También se podría ver como una crítica a la sociedad, y como cambia cuando las cosas se tuercen. Notable.

Alfredo y Teresa son un matrimonio de Burgos que viaja a Nueva York con la intención de «desconectar» y hacer todos los planes que vienen en la guía. Pero nada más aterrizar empiezan a percibir señales, sutiles y no tanto, de que en realidad no están en la ciudad que les vendieron en la agencia. ¿Dónde están entonces?

Después de pasar por Sitges, me llamaba con curiosidad e intriga este film español. Por desgracia no ha llenado todas mis espectativas. Ya desde el inicio pinta un poco extraña, aunque según va pasando el film parece que se está viendo «Atrapado en el Tiempo» (1993) pero de una manera seria. Todo esto conlleva a que en muchos momentos resulte bastante tediosa y cansina; para llegar a un desenlace final que me ha parecido un «bluff» de los gordos, con lo que no he logrado entender tanto la trama como el final. Se salva las excelentes interpretaciones de Carmen Machi y Pepón Nieto; pero sobre todo lo mejor es la banda sonora, donde en algunos momento y gracias a la misma, parece que estamos viendo una película de suspense (aunque por desgracia no sea así).

 

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de mercenarios decide llevar a cabo el mayor atraco que jamás se haya realizado en la ciudad de Las Vegas justo después de que se produzca una epidemia de muertos vivientes. Para ello tendrán que adentrarse en una zona de cuarentena, con los riesgos que ello conlleva.

Una película absolutamente palomitera de inicio a fin, sin un minuto de descanso; acción trepidante durante todo el metraje; una auténtica locura de zombis, efectos especiales, homenajes a multitud de films, etc. Es un film simplemente para disfrutar sin pensar en nada más. Eso sí, que no me hagan una secuela, que ya digo que no. Una y no más.

Nueve años después de que una infección convirtiese a gran parte de la humanidad en criaturas salvajes y sin intelecto, Patrick, Jack y Lu, una niña de nueve años, sobreviven en aparente tranquilidad en Harmony, un rincón olvidado, cubierto por nieves perennes. Sin embargo, algo terrible ocurrió entre Patrick y Jack y un odio profundo pervive entre ellos. Cuando las criaturas vuelven a aparecer, Patrick y Jack deberán dejar atrás el rencor para proteger lo que más quieren.

Basado en la novela «Y Pese a Todo» de Juan de Dios Garduño», la cual me leí hace ya unos añitos; el film me ha parecido bastante fiel al libro. Interpretaciones correctas, un clima muy bien logrado tanto dentro de la casa como alrededor de la misma. Dosis buenas de tensión y algún que otro susto convencional. Entretenida para los aficionados al cine de ciencia-ficción y terror.

 

Año 2080. La Gran Guerra dejó una ciudad destruida que ahora se levanta convertida en una nueva metrópolis. En un océano que ahora parece lejos de cualquier otra civilización en el planeta. Los avances tecnológicos han permitido a los científicos crear cyborgs que son capaces de sentir emociones, con inteligencia artificial y más fuerza que la de cualquier otro ser humano. Pese a todo, los cyborgs solo tienen un corto periodo de existencia y están diseñados para caducar tras unos cuantos años. En un intento por prolongar sus vidas, un grupo de cyborgs de combate ataca el centro de investigación genética Neucom. Las fuerzas del orden entran en acción, lideradas por Noma, cuya misión junto a la de su hombre de confianza, R, es destruir a los cyborgs renegados.

Un intento fallido de recrear el mundo «Blade Runner»; en lo que siempre se sale perdiendo. Los protagonistas son más los humanos en ese afán de la inmortalidad, que los propios cyborgs, que aquí casi ni hablan. Demasiado lenta y sin algo que te haga engancharte a ella. Las escenas de acción son muy repetitivas. Tampoco la banda sonora ayuda mucho. Un suficiente tirando como muy por arriba.