Archivos de la categoría ‘Ciencia-Ficción’

Helena (Clara Lago) lleva preparándose para una misión de supervivencia desde que nació. Aunque ella no lo sabe, forma parte de un ensayo científico de gran envergadura. Su destino cambiará cuando Álex (Álex González) se cruce en su vida y le haga descubrir una nueva realidad, totalmente inimaginable para ella. Pero la historia de amor en la que ambos se embarcan pondrá en riesgo un experimento de vital importancia para toda la humanidad.

Decepción absoluta. Lo mejor del film es el argumento, lo demás es un bluf absoluto; donde lo único que se salva es la banda sonora. Aunque era de esperar, ya que viendo quienes eran los dos actores principales poco más se podía llevar acabo; dos actores que lo único que hacen es lucirse, y cuando digo lucirse, es lucir palmito…, ya que como actores (a pesar de la fama que tienen), son absolutamente inexpresivos. De ciencia- ficción poco, y de thriller futurista, se quedo en éso, futurista porque el thriller no aparece por ningún lado. Ni la trama llegar a enganchar un poquito. Suspenso total.

Anuncios

Tras la aparición del devastador “virus de los simios” desarrollado en un laboratorio y que casi acabó con los humanos, un grupo de simios muy evolucionados, capitaneados por César, se han convertido en la raza dominante del planeta. La única amenaza para su desarrollo la representa un grupo de seres humanos que han sobrevivido al virus, al que ahora son inmunes. Los hombres necesitan la energía de una presa cerca del asentamiento de lo simios, así que César, siempre razonable y buscando el bien de los suyos, firma una tregua de paz que evite estallar una guerra que determinará cuál será la raza dominante… Secuela de la película “El origen del planeta de los simios”.

Bastante inferior a su predecesora con multitud de escenas con demasiados “diálogos” entre simios y con poca chicha. Se salva un poco por todo el desenlace final, pero el producto es bastante inferior a la primera parte.

Precuela del ya mítico largometraje “El planeta de los simios”. Will Rodman (James Franco) es un joven científico que está investigando con monos para obtener un tratamiento contra el alzheimer, una enfermedad que afecta a su padre (John Lithgow). Uno de esos primates, al que llaman César (Andy Serkis), experimenta una evolución en su inteligencia tan notable que el protagonista decide llevárselo a su casa para protegerlo. Le ayudará una bella primatóloga llamada Caroline.

Aunque dejo la sinopsis que existe por la red, en mi modesta opinión, más que una precuela es una versión distinta o casi remake de “La rebelión de los simios” (1972), que sería la cuarta de la saga, ya que no existen secuelas ni precuelas en la saga, ya que es un círculo cerrado. Hablando del film en sí, me ha gustado bastante; muy bien realizado con las técnicas que logran efectos entonces impensables. Buena trama, bien desarrollada, y mucha acción. Muy entretenida.

Sin sus poderes, por primera vez, Wolverine es verdaderamente vulnerable. Después de una vida de dolor y angustia, sin rumbo y perdido en el mundo donde los X-Men son leyenda, su mentor Charles Xavier lo convence de asumir una última misión: proteger a una joven que conlleva un gran misterio.

Para los que no le gustan las películas de super-héroes (como a mí), he de decir que es un film totalmente atípico a ese respecto; una buena peli, con un buen argumento así como un fenomenal desarrollo; y la versión noir en blanco y negro, la hacen todavía puntuar más alto. Un gran acierto.

En el año 2307 la Tierra está completamente cubierta de nieve, lo que la hace prácticamente inhabitable. Tras un terrible desastre ecológico la humanidad se ha visto obligada a vivir bajo tierra, donde intentan sobrevivir a las bajas temperaturas gracias a mejoras genéticas en seres que trabajan como esclavos para conseguir alimentos. Uno de estos humanoides artificiales, conocido como ASH-393, logra escapar del cautiverio e intenta liderar una revolución, pero entonces el líder de la unidad militar de Arizona manda a un grupo de soldados de élite para acabar con ellos.

Un film absolutamente decepcionante; lo mejor de todo es la sinopsis. Bastante aburrida y con unas extensísimas escenas con una voz en off totalmente cansina y que lastra todo el metraje. Lo único que se salva es cuando el protagonista descubre la verdad, por lo demás un bodrio de los gordos.

Seis miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional están a punto de lograr uno de los descubrimientos más importantes en la historia humana: la primera evidencia de vida extraterrestre en Marte. A medida que el equipo comienza a investigar y sus métodos tienen consecuencias inesperadas, la forma viviente demostrará ser más inteligente de lo que cualquiera esperaba.

A pesar de ser una cuasi-copia de “Alien: El 8º Pasajero” (1979), a mí el film me ha gustado mucho; también es verdad que el terror de ciencia-ficción siempre me ha atráido bastante. Bastante bien realizada y un bichito la mar de “simpático” (o eso parece). Lo mejor de todo el bicho en sí mismo, todo lo relacionado con el astronauta minusválido, y el excepcional final. Notable.

 

Tras una invasión alienígena, una enérgica joven se dispone a proteger a su hermanos de los carroñeros humanos que no se detendrán ante nada con tal de sobrevivir en ese mundo postapocalíptico.

Un film bastante defraudante; se salva cuando se quedan encerrados en la casa y el desenlace final. Lo demás son charlas y más charlas entre los protagonistas que no llevan a ningún sitio…, bueno sí, llegan al hastío y aburrimiento. Un buen argumento muy mal aprovechado.

En un régimen totalitario de una sociedad futura, se ha conseguido eliminar la guerra a base de suprimir todas las emociones: los libros, el arte y la música están estrictamente prohibidos, y los sentimientos se consideran crímenes que deben ser castigados con la muerte. Clerick John Preston (Christian Bale) es un agente del gobierno cuya misión consiste en ejecutar a quienes desobedezcan estas reglas; sin embargo, en un cierto momento, empieza a preguntarse cuáles son sus sentimientos y emociones y si merece la pena vivir sin ellos.

He vuelto a revisionar este film que hace unos años me gustó tanto, y como no estaba publicado en el blog, pues dejo mis pequeñas impresiones. Una película que realiza una mezcla entre “Farenheit 451” (1966) y “Matrix” (1999). Si los pocos combates que hay cuerpo a cuerpo se parecen bastante a los de “Matrix”; hace mucho más hincapié en la cuestión de la sociedad totalitaria y la pelea por salir de élla; primero en la confrontación mental individual y luego contra el poder establecido. Me ha gustado tanto o más como cuando la ví por primera vez.

Westworld (2016)

Publicado: mayo 14, 2017 en America, Ciencia-Ficción, Estados Unidos, TV

Westworld es un parque de atracciones futurista y controlado por alta tecnología dirigido por el Dr. Robert Ford (Anthony Hopkins). Las instalaciones cuentan con androides cuya apariencia física es humana, y gracias a ellos los visitantes pueden dar rienda suelta a sus instintos y vivir cualquier tipo de aventura o fantasía, por muy oscura o peligrosa que sea, sabiendo que los robots no les harán daño.

Remake para televisión de la película del mismo nombre de 1976. Aunque a mí me ha parecido más una precuela.

Si el primer capítulo promete y mucho, todo se queda en agua de borrajas. Durante los 6 capítulos siguientes es como si no pasara nada, todo muy lento y se convierte en una espera desesperada a ver si pasa algo (todo ésto es muy común en las series actuales). Donde de verdad empiezan a ocurrir los hechos que uno espera es en los 3 últimos de una temporada de 10. Lo mejor, ver el desarrollo y la puesta en escena de los robots en los laboratios. Lo peor, que a veces te rallan tanto la cabeza, que no sabes si estás viendo lo que ocurre actualmente, o es un sueño de los robots. Demasiado lenta, pausada y sin ritmo.

Thriller futurista, aderezado con grandes dosis de violencia. Basada en una novela de Robert Sheckley. En un cruel y popular concurso televisivo participan seis personas: cinco son ejecutivos muy ambiciosos, y el sexto, el concursante, es un hombre sin trabajo. Los primeros van armados y tratan de cazar al concursante que, en caso de sobrevivir, ganaría la sustanciosa suma de 100.000 dólares.

Me esperaba bastante más de este film. Muchas más persecuciones y acción, pero resulta casi monólogo tras monólogo de Michel Piccoli (presentador del espectáculo) y se hace muy pesado estar escuchándolo continuamente. Me ha recordado a los vendedores de coches que están presionando continuamente.