Archivos de la categoría ‘Distopía’

En un régimen totalitario de una sociedad futura, se ha conseguido eliminar la guerra a base de suprimir todas las emociones: los libros, el arte y la música están estrictamente prohibidos, y los sentimientos se consideran crímenes que deben ser castigados con la muerte. Clerick John Preston (Christian Bale) es un agente del gobierno cuya misión consiste en ejecutar a quienes desobedezcan estas reglas; sin embargo, en un cierto momento, empieza a preguntarse cuáles son sus sentimientos y emociones y si merece la pena vivir sin ellos.

He vuelto a revisionar este film que hace unos años me gustó tanto, y como no estaba publicado en el blog, pues dejo mis pequeñas impresiones. Una película que realiza una mezcla entre “Farenheit 451” (1966) y “Matrix” (1999). Si los pocos combates que hay cuerpo a cuerpo se parecen bastante a los de “Matrix”; hace mucho más hincapié en la cuestión de la sociedad totalitaria y la pelea por salir de élla; primero en la confrontación mental individual y luego contra el poder establecido. Me ha gustado tanto o más como cuando la ví por primera vez.

tgwatg-poster-27x39

En un futuro distópico la humanidad se ha visto asolada casi en su totalidad por un tipo de hongo que contiene un virus “zombie”. En medio de este apocalipsis total, un grupo de científicos está investigando a una segunda generación de nacidos bajo estas circunstancias, los cuales son mitad “hambrientos”, mitad humanos.

Una nueva vuelta de tuerca al mundo zombie; en esta ocasión con gran acierto. Un guión que me ha parecido bastante original y diferente a otras propuestas; así como una dirección enorme con este argumento. También destacan las dos actrices adultas Gemma Arterton y Glen Close; pero sobre todo y por encima tanto del guión como de los demás actores, la niña Sennia Nanua, que esta de 10. Todo el desenlace final también me parecido una genialidad.

27926

Robin es una actriz cuarentona. La era ha evolucionado hasta tal extremo que muchos actores son digitalizados, por lo que le proponen a ella un contrato para que deje de trabajar y sea digitalizada de forma que siempre aparezca joven en las películas.
Si la primera mitad del film parece más bien una crítica hacia el mundo del celuloide y su evolución hoy en día, a partir de pasar de la imagen real a la animación se convierte en algo casi como una película alucinógena, donde en ciertos momentos uno no sabe por donde cogerla, si lo que pasa es real o no, si es imaginado o no, o si es fruto de lo que ocurre debido a la ingesta de cierto tipo de drogas. La animación resulta genial (a destacar los bichitos del acuario). La interpretación de Robing Wright de sí misma resulta bastante brillante, así como su homónima animada. Eso sí, un film solo para inmensas minorías.

Después de haber estado en un estado similar al coma durante quince años, la vampiro Selene (Kate Beckinsale) descubre que tiene una hija de catorce años mitad vampiro, mitad licántropo llamada Nissa. Cuando ella la encuentre deberá detener a Biocom en su intento por crear una raza de Super-Licántropos que quieren acabar con ellas… Cuarta entrega de la saga Underworld.

Volvemos a ver más de lo mismo, pero siempre es agradable ver las luchas de la Beckinsale, contra los hombres lobo; mucha acción, buenos efectos especiales en las transformaciones de los bichos, y como siempre se deja la puerta abierta a más y más secuelas.

John Murdoch se despierta solo en un extraño hotel y comprueba que ha perdido la memoria y es perseguido como el autor de una serie de sádicos y brutales asesinatos. Mientras intenta juntar las piezas que componen el puzzle de su pasado, descubre un submundo habitado por unos seres conocidos como “los ocultos” que tienen la habilidad de adormecer a las personas y alterar a la ciudad y a sus habitantes.

Excelente películo de culto y ciencia-ficción, que a pesar de su calidad nunca parece que se llegó a valorar como es debido. Seguramente de esta película se empaparon para crear el universo Matrix. Interesantes las apariciones de Kiefer Sutherland y William Hurt (no se puede decir lo mismo de Jennifer Connelly). Unas seres extraterrestres que más bien parecen vampiros tipo Nosferatu. En fin a mí me ha parecido un film adelantado a su tiempo en un universo claustrofóbico, convirtiéndola en una casi obra maestra de este género.

“In time” se desarrollará en una sociedad en la que se ha conseguido anular el gen que provoca el envejecimiento, de ahí que todas las personas aparenten tener 25 años. Ahora bien, el tiempo se utiliza como moneda de cambio para evitar la superpoblación, de ahí que la gente adinerada pueda vivir para siempre (por el contrario, los pobres han de negociar para que prosiga su existencia). Will (Justin Timberlake) es un hombre sin recursos que, después de ser acusado falsamente de haber cometido un crimen, decide huir, secuestrando en su camino a una joven heredera (Amanda Seyfried).

Lo que parecía una película de acción futurista bastante interesante, a medida que van pasando los minutos se queda en una especia de Bonnie & Clyde bastante pastelera. Aunque algo entretenida, es totalmente decepcionante. Lo único destacable es el gran parecido entre esa sociedad futurista y la actual (los ricos teniendo todo el dinero- en este caso, la vida- sin saber que hacer; y los pobres trabajando cada vez más por menos vida), o  sea lo que está pasando en nuestro país. Dejemos la política a un lado, y si se deja este film también a un lado, tampoco pasa nada.

Jonathan Preest (Ryan Phillippe) es el vigilante enmascarado de la Ciudad Intermedia, un mundo donde la religión es la única ley y en el que vive ocultándose de los Clérigos mientras sigue la pista de un misterioso hombre conocido como “El Individuo”. En el Londres actual, tres personas deambulan por las calles enfrentando sus propios fantasmas: Emilia (Eva Green) es una bella estudiante de arte que filma sus intentos de suicidio como ejercicio académico; Milo (Sam Riley), un joven que busca desesperadamente revivir la pureza del primer amor y Esser (Bernard Hill), recién llegado a la ciudad, está dispuesto a encontrar a su rebelde hijo entre los vagabundos de Londres.

Película que en un principio “parece” futurista, “como” contada en flashback. Un film bastante rarito (por eso me gusta tanto), donde uno no sabe por donde coger el argumento; hasta que no se llegue a la última media hora parece como si estuvieran contanto 4 historias que no tienen nada que ver (de ahí el “parece”, y el “como”), en un conjunto tan absurdo que no todo el mundo llegará a terminar de verla.

Eso sí, en ese sprint final, todo se aclara muy rápidamente; aunque queden flecos en la mente sobre todo con el personaje que se les aparece a los prota, y les apunta en una libreta. Una película curiosa, con una escena final que le deja a uno en total desasosiego.

Tras la Guerra Mundial, y en un futuro, Gran Bretaña se ha convertido en un estado fascista. En tiempos de oscuridad, un misterioso hombre enmascarado defensor de la libertad, conocido como V (Hugo Weaving), lucha contra la opresión. Después de rescatar de las fuerzas del estado a una joven chica llamada Evey (Natalie Portman), V encontrará en ella a una aliada.

Peli de ficción realmente brillante, con buenas dosis de acción; y con grandes dosis de críticas a los gobernantes. Me ha parecido un revuelto delicioso entre “El Conde de Montecristo” (al que hacen referencia en la película), y “Farenheit 451”.

http://www.youtube.com/v/8mRJU0jjcck&hl=en&fs=1

Año 2022. La ciudad de Nueva York está habitada por más de 40.000.000 de habitantes, la ciudad está radicalmente y físicamente separada entre una minoría que vive cómodamente y una mayoría hacinada en calles y edificios donde malvive con agua en garrafas y un producto comestible llamado Soylent red y soylent yellow. El mundo está hipercontaminado, caliente sin ninguna tregua y agotado en recursos y medio físico, la población no tiene acceso a ningún otro tipo de alimentación, formación o cultura y solo algunos privilegiados pueden disponer de algunas verduras o trozos de carne.Robert Thorn (Charlton Heston) vive con su amigo Sol Roth (Edward G. Robinson) el cual sólo habla de cuando el mundo era habitable. Thorn, policía de Nueva York, se ve envuelto en la resolución del caso del asesinato de uno de los principales accionistas de Soylent, que ha muerto golpeado en su casa.

A pesar de que a mí este tipo de película me encantan y todo lo referente a la cienca ficción; ésta me ha parecido sosa, aburrida y muy pesada; y eso a pesar de los dos actores principales. Eso sí, el planteamiento final me parece escalofriante y espeluznante (le da a uno que pensar si en un futuro seremos así…, ¡huy! me dan hasta escalofríos solamente con imaginarlo). Lo dicho, película lenta con un gran final.

http://www.youtube.com/v/SVpN312hYgU&hl=es