Archivos de la categoría ‘Colombia’

Cuando un grupo de soldados llegan a su destino, sólo encuentran a una joven campesina encadenada. Poco a poco, el aislamiento y la imposibilidad de comunicarse con el exterior va haciendo mella en su ánimo y alterando su cordura. En ese estado, ya no saben quién es el enemigo ni cuál es la verdadera naturaleza de la extraña mujer que han encontrado. Presos del temor, la paranoia y de un oscuro secreto que arrastran, acabarán enfrentándose entre sí para poder sobrevivir.

Un film que recuerda en muchos aspectos tanto a “Deathwatch” (2002), como a “R-Point” (2004), por el punto ese de locura que une a los tres films. Bastante lenta en su desarrollo, donde en muchos momentos la cámara sigue por detrás a alguno de los soldados. Se echa en falta algo más de tensión y más sonidos de suspense en su banda sonora. Lo mejor es todo el desenlace de la última media hora, que podía haber empezado mucho antes y haber dado más juego.

Anuncios

Helena (Clara Lago) lleva preparándose para una misión de supervivencia desde que nació. Aunque ella no lo sabe, forma parte de un ensayo científico de gran envergadura. Su destino cambiará cuando Álex (Álex González) se cruce en su vida y le haga descubrir una nueva realidad, totalmente inimaginable para ella. Pero la historia de amor en la que ambos se embarcan pondrá en riesgo un experimento de vital importancia para toda la humanidad.

Decepción absoluta. Lo mejor del film es el argumento, lo demás es un bluf absoluto; donde lo único que se salva es la banda sonora. Aunque era de esperar, ya que viendo quienes eran los dos actores principales poco más se podía llevar acabo; dos actores que lo único que hacen es lucirse, y cuando digo lucirse, es lucir palmito…, ya que como actores (a pesar de la fama que tienen), son absolutamente inexpresivos. De ciencia- ficción poco, y de thriller futurista, se quedo en éso, futurista porque el thriller no aparece por ningún lado. Ni la trama llegar a enganchar un poquito. Suspenso total.

57150_3709_imagen__

Alfonso es un viejo campesino que retorna después de 17 años al hogar que abandonó debido a que su único hijo padece una grave enfermedad. Al llegar a la región descubre que todo lo que alguna vez conoció ya no existe y que su familia está a punto de ser desplazada por una amenaza invisible que recorre los vastos laberintos de la caña de azúcar llenándolo todo con signos de destrucción y muerte. Ante este difícil panorama, Alfonso hará todo lo posible por acercarse a ellos antes de que sea demasiado tarde y luchara por salvar lo poco que queda de su pasado, aunque eso implique sacrificar toda huella de su existencia.

Una película colombiana que a mí me ha producido sensaciones contrapuestas. Por un lado el film es muy lento (en ocasiones demasiado), si a esa trama tan lenta se le añaden muchas ausencias de diálogos y una banda sonora inexistente (a excepción de una canción) todavía la vuelven más pausada y haya ratos en los que dan ganas de dejar de verla; esa banda sonora la componen el sonido del camión al pasar, el canto de los pájaros, los cortes de la caña de azúcar,etc. Sin embargo, por otro lado, la excelente interpretación de los personajes de la familia (menos el padre enfermo) te hacen seguir hasta el final. Aunque lo mejor de todo ha sido el brillante juego de cámaras que existe de inicio a fin; y el desolador final.