Archivos de la categoría ‘Estados Unidos’

Dominika Egorova (Jennifer Lawrence) es reclutada contra su voluntad para ser un “gorrión”, una seductora adiestrada del servicio de seguridad ruso. Dominika aprende a utilizar su cuerpo como arma, pero lucha por conservar su sentido de la identidad durante el deshumanizador proceso de entrenamiento. Hallando su fuerza en un sistema injusto, se revela como uno de los activos más sólidos del programa. Su primer objetivo es Nate Nash (Joel Edgerton), un funcionario de la CIA que dirige la infiltración más confidencial de la agencia en la inteligencia rusa. Los dos jóvenes agentes caen en una espiral de atracción y engaño que amenaza sus carreras, sus lealtades y la seguridad de sus respectivos países.

Un thriller de espías bastante intrigante desde el inicio; está genial la forma de contarnos las dos historias iniciales para juntarse en una sola. Bastante intrigante en muchos tramos de la misma. Un desenlace final brillante. Por ponerle algún pero, demasiado largo el tiempo que le dan al entrenamiento psicológico y sexual, y nulo en lo demás; también el film decae un poco cuando le dan más importancia a la relación entre los dos protagonistas que a lo verdaderamente importante, como es lo que pasa en la escena inicial. Interesante y entretenida, aunque Jennifer Lawrence en ocasiones está brillante, pero en muchas otras indiferente e inexpresiva.

Anuncios

Game Night (2018)

Publicado: mayo 14, 2018 en America, Comedia, Estados Unidos, Películas

Max (Jason Bateman) y Annie (Rachel McAdams) son una pareja muy competitiva a la que le encanta jugar a juegos de ingenio, de preguntas y respuestas, especialmente sobre cine y televisión. Cada semana se juntan con un grupo de amigos para hacer noche de juegos. Pero, en una de esas noches, Brooks (Kyle Chandler), se pasa de la raya, y decide llevar el juego a un nivel superior. Van a secuestrar a uno de los participantes y quien consiga encontrarlo ganará el juego. El problema es que los seis jugadores comenzarán a dudar sobre lo que es falso y lo que es real, y se verán inmersos en una noche caótica en la que deberán resolver el caso.

Una comedia negra muy divertida y desternillante en varios tramos de la película. Hay algunas escenas auténticamente brillantes (cuando encuentran al hermano, la cura de la herida de bala o la del perro en la habitación). También destacan los giros en el argumento. Para pasar un rato muy agradable y reirse un rato.

Estados Unidos, siglo XIX. P.T. Barnum (Hugh Jackman) acaba de perder su trabajo de oficinista porque la empresa para la que trabajaba se ha ido a la bancarrota. Deseoso de ofrecer a su esposa Charity (Michelle Williams) y a sus dos hijas la vida que siempre les había prometido, Barnum se embarca en un proyecto colosal: crear un gran y asombroso espectáculo circense. Para ello, este inventor del show bussines buscará artistas únicos, desde enanos, a mujeres barbudas, equilibristas y toda clase de shows imaginativos. Su lema: para hacer algo nuevo hay que hacer algo poco convencional.

Un film bastante entretenido donde por un lado está la historia de Barnum y sus inicios; y por otro lado los números musicales. La historia está contada un tanto pastelosa que a veces empalaga, se echa en falta algo más de las historias de los artistas y menos situaciones romanticonas. Sin embargo, la banda sonora resulta espléndida, y los números musicales bastante acertados. Un bien alto.

En el sur de Laos, un médico voluntario estadounidense se convierte en un fugitivo tras intentar interponerse y mediar durante el asalto sexual de una mujer joven.

Un film me ha sorprendido por la tensión que se genera durante gran parte del film y por cuestiones diferentes. El inicio ya empieza fuerte en el quirófano de la ONG, luego durante la disputa y por último durante toda la huída. A destacar también el excelente papel de Rossif Sutherland como el médico en fuga. Muy entretenida, y con un final tan sorprendente como tonto.

 

Japón, al final de la Segunda Guerra Mundial. Nick Lowell (Jared Leto) es un soldado norteamericano que se encuentra encarcelado como prisionero de guerra. Gracias a su compañero de celda, Nick podrá ser rescatado y salir de la cárcel. Pero las cosas no resultan tan fáciles, ya que su compañero pertenece a la Yakuza. Su liberación significará una deuda con la mafia japonesa, que el soldado decidirá saldar ganándose el respeto de su benefactor y adentrándose en su peligroso terreno. Su descenso en el mundo criminal será mucho más peligroso y violento de lo que hubiese imaginado.

Un film bastante deficiente, con un Jared Leto, que a alguien se le ha empeñado en que tenga que ser actor; tiene uno de esos rostros que solamente tienen una expresión que siempre parece un asesino en serie: que le pegan una paliza, esa mirada; que se enamora, esa misma mirada. Pues de eso se trata el film, de enseñarnos la mirada de Jared Leto una y otra vez, dejándo de lado todo lo demás (diálogos, trama, etc). Y la única vez que la cambia es en la escena de los dedos, donde se nota además que es sobreexagerada. Me atraía el argumento, pero visto lo visto de Leto, no se yo si le volveré a dar otra oportunidad.

El legendario capitán del ejército Joseph J. Blocker (Christian Bale) se compromete para acompañar a un moribundo jefe de guerra Cheyenne (Wes Studi) y a su familia de regreso a las tierras de su tribu. Para ello tendrán que emprender un peligroso viaje por las praderas montañosas de Nuevo México, dónde se encontrarán con una joven viuda (Rosamund Pike) cuya familia fue asesinada en las llanuras por un grupo de comanches que aún rondan por la zona. Juntos, tendrán que unir fuerzas para sobrevivir al castigador paisaje y a las hostiles tribus Comanche que se encuentran por el camino.

Un wester un tanto atípico; donde parece más una “road movie” con mucho dramatismo de inicio a fi , más que una peli de tiros e indios. Destaca Christian Bale en ese papel de soldado fiel y con un odio exacerbado, así como una fotografía excelente y una extraordinaria banda sonora que acompaña a la multitud de momentos de la caravana. Una gran moraleja que nos enseña que no hay malos ni buenos en el mismo bando, sino que en todos los sitios, razas y pueblos la maldad siempre está presenta (por desgracia).

Todos los días, el banco de la Reserva Federal de Los Ángeles saca de la circulación 120 millones de dólares en efectivo. Un grupo de experimentados ladrones planea su gran atraco final: robar esos 120 millones, pero el departamento del Sheriff de Los Ángeles, la brigada más temida de la ciudad liderada por ‘El gran Nick’ (Gerard Butler), no está dispuesto a ponérselo fácil.

Un thriller de acción muy entretenido aunque creo que si en vez de hacer tanto hincapié en la relación y el enfrentamiento entre los dos personajes principales, se hubiera dado más énfasis a toda la planificación y al robo el film hubiera dado mucho más de sí; ya que parece una lucha de egos durante muchas fases. Destaca el robo así como el desenlace final.

Durante su trayecto habitual de vuelta a casa en tren, un hombre de negocios felizmente casado comienza a hablar con una misteriosa pasajera. Pronto el hombre se verá envuelto en una conspiración criminal que amenaza con poner en peligro tanto su vida como la de sus seres más cercanos.

Un thriller de acción con poco de thriller y tampoco mucho más de acción. Un film para el lucimiento en el ocaso de Liam Neeson (me gustaría saber donde está el Liam de las buenas interpretaciones). Entretenida a ratos y cansina en otros (las caminatas de atrás hacia delante y viceversa en el tren, son continuas, demasiada y rallantes. Se pasa un ratillo viéndola, pero deja mucho que desear.

En febrero de 1952, una de las peores tormentas que jamás haya sufrido la costa este de Nueva Inglaterra daña a un petrolero frente a la costa de Cabo Cod. En un pequeño bote salvavidas, enfrentándose al temporal y a las gélidas temperaturas, cuatro miembros de la Guardia Costera se disponen a rescatar a los 30 marineros atrapados a bordo del buque que se está hundiendo.

Una film bastante entretenido, con muy buenos efectos especiales y con gran dosis de aventura dramática. Destaca Caset Affleck en el papel de Sybert, la excelente direccion, y todas las secuencias tanto de lo que tienen que hacer los supervivientes para mantener el barco a flote, como los rescatadores en su pequeña barca. Un bien alto.

Mildred Hayes (Frances McDormand), una mujer de 50 años cuya hija ha sido asesinada, decide iniciar por su cuenta una guerra contra la policía de su pueblo al considerar que no hacen lo suficiente para resolver el caso y hacer justicia.

Grandes espectativas le tenía a este film, y he de decir que acertadas de lleno. Gran película en todos los aspectos: excelentes interpretaciones, tanto por la genial Frances McDormand, muy bien acompañada por Woody Harrelson, y sobre todo por Sam Rockwell (Dixon). Todo un argumento muy dirigido, aunque para mí lo que más destaca es que uno siempre espera ver en este tipo de películas justicia, venganza, o ambas; sin embargo no va de eso, sino de las relaciones entre todos los implicados de la trama (los tres protagonistas principales, más el publicista, el hijo o el enano); y de como van cambiando según se van desencadenando los hechos (en todo lo que pasa es clave el personaje de Willoughby). Excepcional.