Archivos de la categoría ‘Europa’

Hasta mediados de los años 70, permanecieron activos en Alemania Occidental, unos internados de educación cristiana en los que prevalecían la violencia y la represión como formas de aprendizaje. Eran verdaderos santuarios del terror; reformatorios para chicos difíciles, jóvenes airados nacidos en la posguerra. Esta película nos traslada a los escenarios reales de una de esas instituciones, concebidas como campos de trabajo y centros penitenciarios de alta seguridad, aisladas por fangosos pantanos y llanuras extensas, para poner en escena el descenso a los infiernos al que se ve abocado Wolfgang (Louis Hofmann), uno de esos adolescentes “difíciles”, despierto, confiado, de naturaleza insurgente.

Un drama tan real y duro como la vida misma; nos relata con gran crudeza lo que tuvierno que pasar estos jóvenes en este tipo de “reformatorios”. A destacar todas y cada una de las interpretaciones, desde el director y los guardianes de los internados, como cada uno de los jóvenes que participan en la misma. Una obra maestra.

Un joven y ambicioso ejecutivo de empresa (Dane DeHaan) es enviado para traer de vuelta al CEO de su compañía, que se encuentra en un idílico pero misterioso “centro de bienestar”, situado en un lugar remoto de los Alpes suizos. El joven pronto sospecha que los tratamientos milagrosos del centro no son lo que parecen. Cuando empieza a desentrañar sus terribles secretos, su cordura será puesta a prueba, pues de repente se encontrará diagnosticado con la misma y curiosa enfermedad que mantiene allí a todos los huéspedes, deseosos de encontrar una cura.

Un film que aparentemente parece una especia de “Shutter Island” (2010), pero que sin embargo a mí se me ha parecido más a “Stonehears Asylum / Eliza Graves” (2014). Es incluso mejor que las anteriores; muchísima intriga y suspense en todo lo referente al edificio, historia y lo que pasa allí dentro. Excepcional en el papel protagonista Dane DeHaan. Por ponerle algún pero, todo el desenlace final se parece demasiado a la anterior expuesto del 2014.

En Jutlandia, dos artesanos y amigos, Ib y Edward, están hartos de sus anodinos matrimonios, y sueñan con una vida en solitario en la que poder gastar el dinero negro que tienen ahorrado. Pero los divorcios son caros. Un día, estando borrachos, contratan a un asesino ruso para que acabe con sus esposas; sin embargo, los dos amigos han subestimado a sus esposas, y de pronto son sus cabezas las que tienen una recompensa.

Una comedia bastante divertida, con muchísimos sketches y conversaciones tan absurdas como hilarantes. Sobra un poco el cansino tema del sexo, y lo peor las forzadas interpretaciones de las féminas. Aún así, un film entre el humor negro y el absurdo. A destacar el papel del asesino ruso…grandioso.

Primeros meses de la Guerra Civil en España. El 27 de diciembre de 1936 fue derribado uno de los aparatos que formaban una escuadrilla aérea perteneciente a las Brigadas Internacionales, y que cayó sobre el término municipal de Valdelinares, en Teruel.

La película estuvo lista en julio de 1939. Se proyectó dos veces en París y en pases privados, pero el Gobierno de Franco presionó a la diplomacia francesa en Madrid hasta que la censura prohibió su exhibición pública. Durante la Segunda Guerra Mundial se destruyeron todas las copias que se encontraron, por lo que se llegó a pensar que la película se había perdido para siempre, hasta que se descubrió una bobina etiquetada con un nombre que no correspondía al título. Se hicieron copias y se estrenó el año 1945, presentándola como un filme francés. En España no se vio hasta 1978.

Si lo que en un principio parece un film propagandístico, uno se lleva una grata sorpresa por la pulcritud con la que trata el tema de la Guerra Civil Española. No solamente evita con gran acierto la propaganda republicana, sin que también nos enseña que una guerra no hay buenos ni malos, sino gente que se enfrenta unos  con otros porque alguien lo ordena. Un notable alto.

Se puede ver en la página oficial de Rtve:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/filmoteca/sierra-teruel-1938/3918025/

 

 

Tras una invasión alienígena, una enérgica joven se dispone a proteger a su hermanos de los carroñeros humanos que no se detendrán ante nada con tal de sobrevivir en ese mundo postapocalíptico.

Un film bastante defraudante; se salva cuando se quedan encerrados en la casa y el desenlace final. Lo demás son charlas y más charlas entre los protagonistas que no llevan a ningún sitio…, bueno sí, llegan al hastío y aburrimiento. Un buen argumento muy mal aprovechado.

Thriller futurista, aderezado con grandes dosis de violencia. Basada en una novela de Robert Sheckley. En un cruel y popular concurso televisivo participan seis personas: cinco son ejecutivos muy ambiciosos, y el sexto, el concursante, es un hombre sin trabajo. Los primeros van armados y tratan de cazar al concursante que, en caso de sobrevivir, ganaría la sustanciosa suma de 100.000 dólares.

Me esperaba bastante más de este film. Muchas más persecuciones y acción, pero resulta casi monólogo tras monólogo de Michel Piccoli (presentador del espectáculo) y se hace muy pesado estar escuchándolo continuamente. Me ha recordado a los vendedores de coches que están presionando continuamente.

En un futuro no muy lejano sólo unas pocas mujeres pueden tener hijos. Éstas, llamadas “doncellas”, sólo pueden tener relaciones sexuales con el fin de procrear y deben cubrir su cuerpo, manos y rostro con una túnica roja que las identifica e impide que otros hombres puedan verlas. Kate —que tras ser entregada al Comandante Fred recibe el nombre Defred para identificar a quien pertenece— trata de escapar de esa fascistoide sociedad enfermiza, religiosamente fundamentalista y tiránica, aunque sabe que cualquier transgresión está penada con la muerte, como le recuerdan constantemente los cadáveres colgados en las alambradas que rodean el estado de Gilead.

Un film distópico muy brillante, haciendo una clara crítica a la sociedad machista a lo bestia, aunque según van pasando los minutos cambia ese discurso feminista de la lucha e igualdad, por el egoísmo individual (sobra el lío romántico). Se debería habe hecho mucho más hincapié en la lucha de los rebeldes.

Remake del film de la ex Alemania Oriental o del Este, de 1963, con el mismo titulo.
Marzo de 1945. Cuando un grupo de prisioneros es transferido al campo de concentración de Buchenwald, un niño judío de cuatro años aparece en el campo dentro de una maleta. Los reclusos saben que reportar el caso significaría la muerte inmediata del crío, así que un grupo de prisioneros decide ocultar y proteger al niño.

Un remake que nada tiene que envidiar a su homónima original ; incluso bastante más dura en la recreación de las miserias de los prisioneros. Con unas interpretaciones también a la misma altura, tanto los prisioneros como los oficiales alemanes en especial. Tan dura como genial.

A sus 40 años, Stephanie se ve obligada a regresar a casa de su madre y es recibida con los brazos abiertos por ella. Ambas tienen que tener una gran paciencia para llevar esta nueva vida juntas.

Me esperaba un film con muchas más escenas cómicas en ese enfrentamiento madre-hija, pero se queda en algunos pocos que te hacen saltar la sonrisa. Demasiado hincapié en la situación laboral y personal de la hija (para ser una comedia), y excesivo el enfrentamiento entre los hermanos (se hace cansino, aunque sea bastante real). Un poquito entretenida, y poco más. Lo mejor, el papel de la madre.

Tras la invasión de Irak en 2003, un destacamento de soldados debe acometer una peligrosa misión: reparar el sistema de agua de una aldea en la que no son bien recibidos.

Otra acierto de Netflix, donde se pueden algunas películas de muchísima calidad sin grandes actores ni renombres pomposos; pero que con un buen argumento y haciendo las cosas bien salen films bastante interesantes. Unas pocas escenas de acción, haciéndonos ver que el trabajo de los soldados en este tipo de zonas conflictivas dan mucho de sí, y se juegan la vida, no solamente disparando tiros porque sí, sino con un gran transfondo. Bastante buena.