En Jutlandia, dos artesanos y amigos, Ib y Edward, están hartos de sus anodinos matrimonios, y sueñan con una vida en solitario en la que poder gastar el dinero negro que tienen ahorrado. Pero los divorcios son caros. Un día, estando borrachos, contratan a un asesino ruso para que acabe con sus esposas; sin embargo, los dos amigos han subestimado a sus esposas, y de pronto son sus cabezas las que tienen una recompensa.

Una comedia bastante divertida, con muchísimos sketches y conversaciones tan absurdas como hilarantes. Sobra un poco el cansino tema del sexo, y lo peor las forzadas interpretaciones de las féminas. Aún así, un film entre el humor negro y el absurdo. A destacar el papel del asesino ruso…grandioso.

 

El entomólogo Junpei Niki se ha embarcado en una expedición cuyo objetivo es recoger insectos cuyo hábitat son las dunas. Cuando pierde el último autobús, los lugareños le sugieren que se quede a pasar la noche allí. Le guían hasta una casa en una cantera de arena habitada por una joven viuda que vive sola. Ella se dedica a cavar arena para venderla, recibiendo dinero de los aldeanos por tal función, y simultáneamente evita que su vivienda sea enterrada. Cuando Junpei trata de salir de la casa a la mañana siguiente, se encuentra con que no está la escalera con la que accedió a la estancia donde pasó la noche. La gente del pueblo le informa de que debe ayudar a la viuda en su interminable tarea de cavar tierra. En un primer momento, Junpei intenta escapar e incluso tomará a la mujer como rehén, pero el agotamiento y la necesidad de agua le hacen claudicar.

Me ha parecido una película muy inusual; uno no sabe si está viendo un film dramático donde los protagonistas nunca podrán escapar, o está viendo un film erótico donde no se ve nada, pero son escenas muy bien logradas con la cámara. Demasiado surrealista para mi gusto, aunque destaca el trabajo de los dos actores principales, así como la dirección.

Primeros meses de la Guerra Civil en España. El 27 de diciembre de 1936 fue derribado uno de los aparatos que formaban una escuadrilla aérea perteneciente a las Brigadas Internacionales, y que cayó sobre el término municipal de Valdelinares, en Teruel.

La película estuvo lista en julio de 1939. Se proyectó dos veces en París y en pases privados, pero el Gobierno de Franco presionó a la diplomacia francesa en Madrid hasta que la censura prohibió su exhibición pública. Durante la Segunda Guerra Mundial se destruyeron todas las copias que se encontraron, por lo que se llegó a pensar que la película se había perdido para siempre, hasta que se descubrió una bobina etiquetada con un nombre que no correspondía al título. Se hicieron copias y se estrenó el año 1945, presentándola como un filme francés. En España no se vio hasta 1978.

Si lo que en un principio parece un film propagandístico, uno se lleva una grata sorpresa por la pulcritud con la que trata el tema de la Guerra Civil Española. No solamente evita con gran acierto la propaganda republicana, sin que también nos enseña que una guerra no hay buenos ni malos, sino gente que se enfrenta unos  con otros porque alguien lo ordena. Un notable alto.

Se puede ver en la página oficial de Rtve:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/filmoteca/sierra-teruel-1938/3918025/

 

Headshot (2016)

Publicado: mayo 19, 2017 en Acción, Asia, Indonesia, Películas

 

Un hombre despierta en un hospital, incapaz de recordar quién es. Poco a poco y con la ayuda de una doctora, se va recuperando. Sin embargo, su pasado no tarda en alcanzarle, cuando un capo de la droga secuestra a la médica. El desmemoriado Ishmael deberá enfrentarse a una banda de luchadores que, quizá, fueron también sus compañeros.

Siguiendo la línea de “The Raid: Redemption” (2011); se nos vuelve a proponer un film repleto a lo bestia de terribles peleas cuerpo a cuerpo, todavía más violentas que en la saga “The Raid”; lo de menos es el argumento y de lo que trata. Lo importante es ver luchas por doquier sin un momento de respiro (aunque en ocasiones exageradas, pero no importa, se disfruta un montón). Si “The Raid”, me pareció de 10, esta iría camino de “Matrícula de Honor”. Absolutamente bestial.

 

Tras una invasión alienígena, una enérgica joven se dispone a proteger a su hermanos de los carroñeros humanos que no se detendrán ante nada con tal de sobrevivir en ese mundo postapocalíptico.

Un film bastante defraudante; se salva cuando se quedan encerrados en la casa y el desenlace final. Lo demás son charlas y más charlas entre los protagonistas que no llevan a ningún sitio…, bueno sí, llegan al hastío y aburrimiento. Un buen argumento muy mal aprovechado.

En un régimen totalitario de una sociedad futura, se ha conseguido eliminar la guerra a base de suprimir todas las emociones: los libros, el arte y la música están estrictamente prohibidos, y los sentimientos se consideran crímenes que deben ser castigados con la muerte. Clerick John Preston (Christian Bale) es un agente del gobierno cuya misión consiste en ejecutar a quienes desobedezcan estas reglas; sin embargo, en un cierto momento, empieza a preguntarse cuáles son sus sentimientos y emociones y si merece la pena vivir sin ellos.

He vuelto a revisionar este film que hace unos años me gustó tanto, y como no estaba publicado en el blog, pues dejo mis pequeñas impresiones. Una película que realiza una mezcla entre “Farenheit 451” (1966) y “Matrix” (1999). Si los pocos combates que hay cuerpo a cuerpo se parecen bastante a los de “Matrix”; hace mucho más hincapié en la cuestión de la sociedad totalitaria y la pelea por salir de élla; primero en la confrontación mental individual y luego contra el poder establecido. Me ha gustado tanto o más como cuando la ví por primera vez.

Westworld (2016)

Publicado: mayo 14, 2017 en America, Ciencia-Ficción, Estados Unidos, TV

Westworld es un parque de atracciones futurista y controlado por alta tecnología dirigido por el Dr. Robert Ford (Anthony Hopkins). Las instalaciones cuentan con androides cuya apariencia física es humana, y gracias a ellos los visitantes pueden dar rienda suelta a sus instintos y vivir cualquier tipo de aventura o fantasía, por muy oscura o peligrosa que sea, sabiendo que los robots no les harán daño.

Remake para televisión de la película del mismo nombre de 1976. Aunque a mí me ha parecido más una precuela.

Si el primer capítulo promete y mucho, todo se queda en agua de borrajas. Durante los 6 capítulos siguientes es como si no pasara nada, todo muy lento y se convierte en una espera desesperada a ver si pasa algo (todo ésto es muy común en las series actuales). Donde de verdad empiezan a ocurrir los hechos que uno espera es en los 3 últimos de una temporada de 10. Lo mejor, ver el desarrollo y la puesta en escena de los robots en los laboratios. Lo peor, que a veces te rallan tanto la cabeza, que no sabes si estás viendo lo que ocurre actualmente, o es un sueño de los robots. Demasiado lenta, pausada y sin ritmo.

Thriller futurista, aderezado con grandes dosis de violencia. Basada en una novela de Robert Sheckley. En un cruel y popular concurso televisivo participan seis personas: cinco son ejecutivos muy ambiciosos, y el sexto, el concursante, es un hombre sin trabajo. Los primeros van armados y tratan de cazar al concursante que, en caso de sobrevivir, ganaría la sustanciosa suma de 100.000 dólares.

Me esperaba bastante más de este film. Muchas más persecuciones y acción, pero resulta casi monólogo tras monólogo de Michel Piccoli (presentador del espectáculo) y se hace muy pesado estar escuchándolo continuamente. Me ha recordado a los vendedores de coches que están presionando continuamente.

1915 (2015)

Publicado: mayo 13, 2017 en America, Drama, Estados Unidos, Películas

En 1915, millones de armenios fueron sacados de sus casas y marcharon a la muerte en los desiertos de la Turquía otomana. Ciudades y pueblos fueron quemados, sus habitantes masacrados. Todo rastro de la civilización armenia fue borrada; el delito debía ser negado siempre.
2015, se cumple el centenario del genocidio armenio en abstracto, ya que teje hábilmente una historia de pérdida personal, con el duelo colectivo de esos trágicos acontecimientos de hace 100 años. Una pieza inquietante, que equilibra muy bien el tiempo entre una historia personal magníficamente actuado y conmovedora, con la responsabilidad histórica de educar al público acerca de esos trágicos sucesos.

Más que una película sobre el genocidio armenio; parece la locura de un director para hacer una obra de teatro según manda y dicta él, por lo que el genocidio casi pasa a un segundo plano, aunque la obra de teatro vaya de éso.
Tostón de los gordos.

En un futuro no muy lejano sólo unas pocas mujeres pueden tener hijos. Éstas, llamadas “doncellas”, sólo pueden tener relaciones sexuales con el fin de procrear y deben cubrir su cuerpo, manos y rostro con una túnica roja que las identifica e impide que otros hombres puedan verlas. Kate —que tras ser entregada al Comandante Fred recibe el nombre Defred para identificar a quien pertenece— trata de escapar de esa fascistoide sociedad enfermiza, religiosamente fundamentalista y tiránica, aunque sabe que cualquier transgresión está penada con la muerte, como le recuerdan constantemente los cadáveres colgados en las alambradas que rodean el estado de Gilead.

Un film distópico muy brillante, haciendo una clara crítica a la sociedad machista a lo bestia, aunque según van pasando los minutos cambia ese discurso feminista de la lucha e igualdad, por el egoísmo individual (sobra el lío romántico). Se debería habe hecho mucho más hincapié en la lucha de los rebeldes.