Archivos de la categoría ‘Fantástico’

Un misterioso caso de asesinatos en serie tiene lugar por jaechaui (cadáveres que se han levantado de entre los muertos y pueden hablar). Pero estos cuerpos son manipulados por alguien.

Película muy entretenida; repleta de conjuros, demonios, mucha acción y alguna que otra pequeña dosis de terror. Casi más bien parece el episodio piloto de lo que podría ser una serie, o en su defecto, alguna secuela. Lo mejor, los jaechaui, y todas las escenas en las que aparecen; con buenísimos efectos especiales. Un bien alto.

Jasón ha profetizado dejar el trono a Tesalia. Pero Pelias le dice que viaje a Colchis, y él sigue su consejo navegando durante muchos días con los Argonautas hasta Grecia. Pero en su viaje se enfrentará con gigantes de bronce y toda serie de monstruos, aunque ellos tenían la protección de Hera, reina de los dioses.

Haciendo zapping, me encontré con que programaban en la 2 de TVE esta película. Un clásico del género de pelís mitológicas, repleto de aventuras y donde aparecen varios monstruos y dioses. Un referente en los efectos especiales, donde Ray Harryhausen nos muestra de lo que era capaz. Una obra maestra de los mismos, con escenas míticas que pasarán a la historia del cine (las arpías, Talos, la hydra; y como no, los esqueletos). Muy entretenida, con un desenlace final magistral.

Un comando elite del Ejército de Colombia es enviado a la selva amazónica en una misión relativamente sencilla, sin embargo, descubrirán que existen fuerzas oscuras y sobrenaturales que lo cambiarán todo.

Brutal la serie. Mezcla el terror, la acción y lo sobrenatural de forma magistral. Terror del bueno, en ambientes oscuros y claustrofóbicos con una banda sonora sobresaliente. Y grandes dosis de suspense y tensión. Mucha acción, repleta de tiros, machetazos, sangre (mucha sangre, casi slasher). Ese tono de lo desconocido y esotérico, donde echo en falta algo de explicación en toda la historia. Lo malo es que deja en el arie un montón de frentes abiertos; y todavía lo peor, que no estará el director fallecido. Jaime Osorio Márquez se nos despide (por desgracia), con un breve pero descomunal catálogo. Bestial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras el mundo se enfrenta al apocalipsis, un grupo de viejos amigos se reúne para celebrar la Navidad en una idílica casa de campo en Reino Unido. Incomodados por la idea de la inevitable destrucción de la humanidad, deciden afrontar la situación con tranquilidad, abriendo otra botella de Prosecco y continuando con la celebración? Pero, por mucho que quieran fingir normalidad, tarde o temprano, tendrán que hacer frente a la idea de que es su última noche.

Otro de esos argumentos que pasan por Sitges y que nos deleitan con su originalidad (al igual que «The Innocents», «Tides» y «Lamb»). Cine de verdad, sin grandes alardes y donde todo el peso recae en el propio argumento, la narración y los protagonistas. Un drama fantástico y terrorífico (por el desenlace que parece que se viene encima, más que por la propia trama), disfrazado de conflictos familiares y personales (como si no pasara nada). Aunque a veces chirría un poco esos conflictos, todo el desenlace final, en esa última media hora me parece grandioso. Otro notable alto.

Durante el luminoso verano noruego, un grupo de niños revelan sus misteriosos poderes cuando los adultos no miran.

Un film que en el inicio nos engaña un poco, ya que parece que no va a pasar nada. Una familia con una hija autista; la otra hija buscando amigos para jugar, etc. Sin embargo ese engaño desaparece y nos mete de lleno en el mundo de los cuatro niños protagonistas; en un drama de terror fantástico de esos inquietantes y que producen un desasosiego durante todo el metraje (y después de él). Son de esas películas que te dejan un mal cuerpo, pero que a la vez te da esa sensación de ver un cine diferente y genial. A destacar cualquiera de los cuatro niños actores y en especial los personajes de Anna y Ben. También cabe recordar que hay varias secuencias bastante fuertes de esas que te dejan algo tocado. Un notable muy alto.

 

 

 

 

 

 

 

 

En Rusia existe un lugar conocido como la Zona, donde un meteoro se estrelló años atrás. A pesar de que el acceso a la Zona está prohibido, los Stalker se dedican a guiar a quienes se atreven a aventurarse en este inquietante paraje.

Después de visionarla, y también leer muchos comentarios del film; a mí se me ha hecho un tanto tediosa y pesada. Demasiadas vueltas de los tres protagonistas de un lado a otro, y con demasiadas reflesiones filosóficas y metafórica para mi gusto. Debe ser que no la he llegado a comprender del todo.

Un científico es enviado a la estación espacial de un remoto planeta cubierto de agua para investigar la misteriosa muerte de un médico. Adaptación del clásico de ciencia-ficción del escritor polaco Stanislaw Lem.

Película bastante extraña, donde la ciencia-ficción es dejada de lado, para convertirse en un film bastante filosófico. En ocasiones se hace tedioso, en otras te da materia para pensar (las conversaciones con Snaut y las propias divagaciones del protagonista); y en otras se disfruta enormemente con algunas escenas: cuando Hary sale por la puerta; la propia reencarnación de ella misma; y sobre todo el final resulta sobresaliente. Una de esas pelis, que hay ver muy pendiente de todo, y con la mente abierta.

 

 

 

 

 

 

 

 

Eva, una misteriosa doctora, busca respuestas tras haber encontrado el libro de Dr. Anmuth «Book of Vision». Mientras tanto, Henry se involucra en su vida y es obligado a enfrentarse a su propia naturaleza mientras la doctora afronta la decisión más importante de su vida.

Una película bastante extraña, tan extraña que todavía no se si me ha gustado o no. Va mezclando dos épocas diferentes, donde los mismos actores dan vida a los protagonistas de cada época. No se sabe muy bien si uno está viendo un film sobre la medicina, o una peli romántica donde ambas historias se ven entrelazadas; o un film espiritual sobre la vida y la muerte. En ocasiones resulta un tanto incomprensible. Buenas interpretaciones, y unos efectos visuales buenísimos. Difícil de hacer una valoración dentro de la normalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una pareja sin niños descubre un misterioso recién nacido en su granja de Islandia. El potencial de crear una familia les trae mucha alegría, pero también puede destruirles.

Un film que para los que nos gusta ver cine diferente, éste atrae mucho. Una película con poquísimos diálogos, con un inicio inquietante donde las imágenes y la banda sonora lo hacen y dicen todo; así como el trío protagonista. Esa inquietud permanece durante todo el metraje, desde ese inicio; pasando por el suceso que lo cambia todo, hasta el inesperado desenlace final. Una fotografía espectacular. Una dirección donde todo se realiza con una pulcritud exhaustiva. Y una Noomi Rapace sobresaliente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante unas vacaciones en un paraíso tropical, una familia empieza a percibir que en la recóndita playa elegida para relajarse unas horas suceden algunas anomalías temporales…

De nuevo Shyamalan nos trae un proyecto diferente y original (como casi siempre). Y a pesar de que la película tiene muchos fallos en el guión y estructurales en la trama; a mi me ha gustado bastante. El problema que tiene este director, es que muchas veces se tilda por los medios como películas comerciales, palomiteras, etc; y Shyamalan hace cosas bastante diferentes (por eso es de mis directores favoritos). En esta ocasión, la trama te va enganchando poco a poco; por todo lo que les va a pasando a nuestros protagonistas; y que hasta el final uno se pregunta el porque de la presencia en esa playa. El final, es un poco bluf, pero en conjunto me ha parecido muy entretenida e intrigante. Un bien alto.