Archivos de la categoría ‘Japón’

Zero focus (1961)

Publicado: enero 23, 2022 en Asia, Drama, Japón, Películas, Thriller
Etiquetas:

Cuando el marido de una recién casada desaparece en lo que debía haber sido un breve viaje de negocios, la apesadumbrada novia se embarca en una inquietante búsqueda Mientras Teiko lentamente se abre camino en la campiña nevada en busca de su marido Kenichi, el descubrimiento de que éste podría estar llevando una doble vida, desencadena una serie de eventos que le van haciendo perder las esperanzas.

Un thriller que empieza un tanto soso; pero que poco a poco se va volviendo más intrigante (la banda sonora ayuda mucho). Sin embargo, y a pesar, de los giros que tiene; todo el desenlace final me ha parecido demasiado forzado. La actriz secundaria Hizuru Takachiho (Sachiko) me ha parecido la mejor interpretación del film. La principal, Yoshiko Kuga (Teiko), me ha parecido demasiado insulsa, en una especia de Miss Marple cohibida. Tiene ciertos toques de Hitchcock en algunas escenas. En conjunto, un buen film, pero mejorable.

Okatsu emprende un viaje para vengarse del asesino de sus progenitores, un malvado y corrupto mercader. Un maestro espadachín le ayudará en su empeño. Última parte de la saga de «Legends of the Poisonous Seductress».

De nuevo en este film, sigue la estela de la segunda parte, en un casi calco de la misma. Traición, torturas, venganzas, etc. Entretenida pero poco más. Lo más curioso de esta trilogía, es que aunque comparten el nombre de la protagonista (Okatsu) y el padre de la segunda (Makabe); los personajes son diferentes. No tiene nada que ver una película con otra, no siguen una trama temporal. Una saga donde lo más brillante es la primera película.

 

 

 

 

 

 

 

 

Okatsu, la hija de un instructor de katana, deberá vengarse de un magistrado que la viola y asesina a su padre. Junto a la salvaje espadachina Rui llevará a cabo una sangrienta persecución.

En esta segunda parte de Okatsu, pierde casi todo lo de la primera (por desgracia); para convertirse en un chambara en toda regla. Traición, venganza, sangre y katanas por doquier. Pierde en interpretación y gana en acción; pero yo me quedo con la primera.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ohyaku es una huérfana que al crecer hace de trapecista, timadora, geisha,etc. Cuando conoce a Shinkoru la vida le pega un cambio radical.
Una gran historia de venganza en blanco y negro que sirve de arranque para la saga Legends of the Poisonous Seductress, considerada antecesora de los pinku eiga de los 70.

Película brillante de ese inicio pinku. Drama, romance, venganza, sensualidad, torturas; todo ello narrado a un alto nivel. Destaca la actriz Junko Miyazono en el papel principal. Así como todo el desenlace final. Notable.

 

 

 

 

 

 

 

En desacuerdo de sus padres, Otsuya huye de su hogar para refugiarse en los brazos de Gonji, quien termina vendiéndola en una casa de geishas. Allí, un maestro del tatuaje dibuja sobre su hermoso cuerpo una inmensa araña. Como si el espíritu del insecto tomara posesión de la joven, el deseo irreprimible de venganza se transforma en el centro de su vida. Como la viuda negra tatuada en su espalda, Otsuya arruina la vida de todo hombre que se cruce en su camino.

Buenísima película donde Ayako Wakao se come ella sola toda la pantalla. En ese papel de «femme fatale», hace un trabajo sobresaliente. La dirección de Yasuzo Masamura deja también un buen paladar cinéfilo. Como contrapunto, algunas escenas (las de las peleas) resultan un tanto forzadas. Pero en conjunto, todo el film resulta brillante.

Película que sigue la vida de Tome, mujer nacida en una familia de clase baja en 1918, que desde pequeña, sufre los maltratos de su padrastro. De joven, emigra de su pueblo natal para ir a trabajar a una fábrica donde mantiene una aventura con su jefe, y posteriormente ganarse la vida como criada y, finalmente, prostituta.

Film brillante que nos narra muy rápidamente desde el nacimiento hasta su edad adulta, todo ello aderezado con los cambios en la sociedad japonesa. Buena interpretación de la protagonista (Sachiko Idari); buena dirección muy bien llevada hacia esos dramas sociales y personales que tienen que sufrir las personas del escalafón más bajo de la sociedad. Por ponerle un pero hacia la segunda mitad se me hace un tanto monótona y cansina. Aún así, una gran película.

Endless Desire (1958)

Publicado: mayo 6, 2021 en Asia, Drama, Japón, Películas, Thriller
Etiquetas:

Una banda de pícaros intenta hacerse con un cargamento de medicamentos que fue enterrado durante la Segunda Guerra Mundial.

Excelente película donde con buenas interpretaciones, donde la relación que mantienen dentro de la banda con sus roces y diferencias resulta la clave del film (también se apoya en la pareja de enamorados externa a ellos). Puede parecer que tiene al inicio algunos tintes cómicos, pero resulta un buen thriller que aunque no tenga grandes momentos de tensión; si que tiene todo un desenlace final que raya a gran altura. Otra gran dirección de Shôhei Imamura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nada más salir de la cárcel y esperando por una vida tranquila, un yakuza de Yokohama llamado Tetsuo Tsukamoto debe coger las riendas de su familia tras la muerte de su jefe. Su pequeña banda está en medio de una contienda entre un gran grupo yakuza de Osaka y la alianza de Tokyo por el control de la ciudad. Él trata de mantenerse fiel al viejo código yakuza, pero eso no le prepara para enfrentarse con los nuevos matones, que viven y luchan sin honor.

Un film que podría ser una especie de precuela de toda la quintalogía de «The Yakuza Papers», que realizaría Kinji Fukasaku poco tiempo después; con las mismas premisas, aclaraciones y voz en off, que imitaría más tarde. A mi gusto, esta me parece mucho más atrayente, mejor llevada y con menos exageraciones que la citada quintalogía; aunque eso del yakuza bueno siempre ralla un poco. Los amantes del cine de yakuzas lo pasarán en grande.

 

 

 

 

 

 

 

 

Kosugi es un oficial que llega a un destacamento militar japonés, acompañado de una banda de música que acaba de ser trasladada al mismo y una prostituta con la que mantiene una muy buena relación, buscando a otro oficial, peor llega solo para ver como es fusilado. Esto hace que Kosugi se enfrente al oficial al mando y se vea entre rejas, junto al impulsivo cocinero de la guarnición, un enterrador que intenta ayudarlos a escapar y un soldado que se declara pacifista. Este variopinto grupo tendrá una oportunidad de salvarse de un consejo de guerra, recuperar un fuerte en poder de los Chinos.

Un film que ralla entre los irrisorio, esperpéntico (las primeras imágenes de la banda resultan patéticas para una película seria) y el drama bélico (¿una misión imposible?); y he aquí que en esa combinación tan extraña sale una excelente película, donde ayuda el buen trabajo de todo el reparto, aunque en ocasiones sea un poco exagerado. Ayuda enormemente la formidable fotografía y la banda sonora. Un notable alto.

Película que, en un único plano secuencia, muestra la más famosa batalla del espadachín Miyamoto Musashi, una figura casi legendaria al derrotar él solo a más de 400 enemigos. Esta adaptación de la leyenda ha entrado en el libro Guiness de los récords por incluir un plano secuencia de acción de 77 minutos.

Película que me apetecía mucho ver: primero por ser otra más del famoso samurai Miyamoto Musashi, del cual ya he visto unas cuantas versiones de sus andanzas; por otro lado, me llama muchísimo la atención los films que se ruedan en un plano secuencia, que en esta caso resulta todavía más difícil por ser de acción.

SPOILER (Click aquí para ver)

El film adolece de ciertos abusos que van totalmente en su contra: según va matando enemigos, desaparecen la mayoría de los casos como por arte de magia o no, porque a veces se ve como salen fuera del plano de cámara; por otro, parece que solamente había 20 o 30 actores, que repiten una y otra vez hasta la saciedad el volver a combatir contra él, a pesar de que supuestamente acaban de fallecer hace unos segundos; así como la reiteración de las formas de ataque, ya que utiliza los mismos tipo de ataques a esos “revividos” (los del katanazo en la cabeza, o al que quita la katana cada dos por tres). Todo esto hace que la película sea una especie de “Atrapado en el tiempo”.

Aunque todo va en su contra, también tiene sus cosas buena (muy buenas diría yo): La dificultad en hacer un rodaje de este tipo en una película donde se llena de combates, combates y más combates (bueno en un solo combate de 400 contra uno). El juego de cámara resulta excelente. El actor principal también me ha parecido notable, y es que aguantar así un plano secuencia de más de 1 hora resulta también de gran nota. Película con notas muy positivas y muy negativas.