Archivos de la categoría ‘Policiaca’

 

 

 

 

 

 

 

 

Un policía de Hong Kong es apartado del servicio tras fallar en una misión para atrapar a un asesino en serie de policías. Tiempo después, el asesino reaparece en Macao e intenta de nuevo seguir su pista.

Un film de acción, que a pesar de sus buenas peleas resulta bastante insulso. Una trama muy mal narrada y demasiado atropellada. No genera la tensión necesaria para llegar a ser un thriller básico. Y lo referente al dragón, me parece ya surrealista. Pasable, para olvidar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una banda perteneciente al crimen organizado asalta a varios casinos a la vez, sembrando la muerte y el pánico. En su huida, tres de los delincuentes, viéndose acorralados por la policía, se esconden en un chalet propiedad de un rico industrial, tomando como rehenes a él y a toda su familia.

Un film que pretende ser una imitación a las películas de hollywood, de policías y ladrones, tiros, persecuciones, etc; y que por desgracia no lo consigue. Eso sí, bastantes tiroteos y persecuciones, aunque en su defecto son de baja calidad. Lo de la toma de rehenes, también resulta bastante desangelada; no refleja nada la tensión, y las interpretaciones suelen ser sobreexageradas. Se salva un tanto inoperante Francisco Rabal; y me encanta ese papel o casi cameo de Victoria Vera. Película para olvidar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos detectives son asignados a la investigación del asesinato de un viejo ex-policía en la estación de ferrocarril de Tokio sin ninguna motivación aparente. Poco a poco, la investigación acabará conduciendo al descubrimiento del pasado oculto de un joven y prometedor músico…

Una película que se podría dividir en 2 partes; una primera con esa investigación que en muchas ocasiones parece un despropósito que no lle va a ninguna parte, sin embargo es clave para que poco a poco se vaya entrando en ambiente hacia lo que nos espera en esa segunda mitad, donde todo resulta magistral y sobresaliente alto. La última hora resulta un clímax cinematográfico; unas imágenes, una banda sonora, y una narración de los hechos narrado de forma magistral, diría casi de obra maestra. Lo que parece un film policíaco, se convierte en un drama que toca todos los sentidos. Me ha encantado.

Armas contra la ley (1961)

Publicado: diciembre 1, 2020 en España, Europa, Películas, Policiaca, Thriller
Etiquetas:

Raúl y Jaime son dos delincuentes italianos expulsados de EE.UU. que llegan a Madrid para atracar una joyería. Pronto se ponen en contacto con dos compinches españoles, reúnen la banda y planean el golpe cuidadosamente. En el grupo reina la desconfianza, pero se aceptan entre ellos cediendo ante un deseo más poderoso por las joyas.

Un film bastante correcto y entretenido. Las interpretaciones no me han parecido gran cosa, así como toda la preparación del atraco resulta un tanto curiosa, donde la mayoría de las cosas que realizan son un sinsentido total. La investigación policial decente (quitando al novato, que resulta demasiado forzado). Por el contrario, la escena del atraco resulta genial; la cámara enseñándonos los rostros de todos, sin diálogos y con un tensión que generan tanto las imágenes como la banda sonora de 10. Un gran acierto del director en esa escena.

El Cerco (1955)

Publicado: noviembre 24, 2020 en España, Europa, Películas, Policiaca, Thriller
Etiquetas:

Un grupo de delincuentes ha planeado minuciosamente y ejecuta el atraco perfecto a una fábrica de Barcelona. Sin embargo, uno de ellos comete un error y deben escapar cuanto antes de la policía.

Una interesante y buena película de cine negro español de los años 50. Bien recreada, con buenos momentos de tensión, y muy bien acompañados de una banda sonora notable. Las interpretaciones son muy dispersas; algunos decentes, como el jefe de la banda, y otras un tanto sobreactuadas. Tiene algunas cosillas que chirrían un poco: todo el mundo ayuda a la policía (ojalá siempre fuera así), más que el trabajo policial en sí mismo. Pero en general, me ha dejado buen sabor de boca. Seguiremos de vez en cuando con este género, que fue bastante prolífico en esas épocas.

Una organización criminal norcoreana cruza la frontera hacia Corea del Sur, poniendo en marcha un dispositivo especial y de colaboración entre ambos países para capturar a los prófugos.

Una película donde todo es muy previsible, porque ya desde el inicio donde dos policías de países diferentes se juntan para atrapar a los malos…, qué original, ¿no? (ironía se llama). Y que, a pesar de ser todo muy repetitivo y visto en el cine, este deja sus buenas dosis de acción, persecuciones, peleas y tiroteos. Todo ello sin dejar de lado el toque cómico que le da el policía surcoreano. Los dos protagonistas están correctamente en su papel. Entretiene.

Con la ayuda del FBI, la policía de Mongolia ha capturado a un sicario quien podría ser testigo clave en contra de una de las organizaciones criminales más peligrosas de aquella distante nación. Con el tiempo en contra, dos policías deberán salvar un sinfín de obstáculos a fin de presentar con vida al criminal ante la corte. Un viaje que dejará un rastro de sangre difícil de pasar por alto durante el cual tanto enemigos como aliados pueden surgir de los lugares menos esperados.

Un film venido desde Mongolia que directamente bebe de otro excelentes como «The Gauntlet / Ruta Suicida» (1977) o «Narrow Margin / Testigo Accidental» (1990) sin miramientos ninguno, y con grandes similitudes. Sin embargo, lo que que añade son muchísimas escenas de acción, peleas y tiroteos realmente brillantes, y le quita la tensión de thriller que tenían los films expuestos. Aunque interpretativamente no es gran cosa, lo suple con toda la acción que hay. A mí me ha gustado bastante.

Polis Evo (2015)

Publicado: septiembre 1, 2020 en Acción, Asia, Comedia, Malasia, Películas, Policiaca
Etiquetas:

Cuenta la historia de dos policías, Khai y Sani. Tienen personalidades muy diferentes, pero deben trabajar juntos en una tarea de superar una red de traficantes de droga.

Típica y tópica comedia policiaca de acción, repleto de todos los clichés del género. Poli nuevo que llega a otra ciudad, para hacer de pareja con otro poli lugareño, y donde se llevan a tiros. Muchísimos diálogos del protagonista principal que la verdad, mucha gracia no hacen. Por lo menos tiene muchos disparos y acción, pero el fin se hace  como muy repetitivo en todos los sentidos. En algún momento llega a entretener pero es muy, pero que muy normalito. Y por desgracia refleja una sociedad real demasiado retrógrada y machista.

Tokyo Bay (1962)

Publicado: agosto 18, 2020 en Asia, Japón, Películas, Policiaca
Etiquetas:

Un francotirador mata a un policía japonés encubierto destinado a operar dentro de una banda dedicada al narcotráfico. La policía está buscando a un hombre zurdo, ya que determinaron que el asesino lo era.

Una película de esas que promete con la investigación de la pareja de policías, pero que se va diluyendo poco a poco, hasta que se convierte en algo personal entre los protagonistas (lo que hace que se vuelva un poco más insulsa). Le falta tensión; es todo como muy robotizado. Aunque lo mejor se queda para el final; tanto por ese desenlace dramático, así como el final en sí mismo. Suficiente raspado.

Con el trasfondo de las enérgicas medidas del gobierno para luchar contra las drogas ilegales, la policía, liderada por los SWAT, el cuerpo de élite, lleva a cabo una operación para arrestar a Abel, un importante distribuidor de metanfetamina, con el sargento Moisés Espino y su confidente Elijah aportando información. Una violenta batalla se desata entre los SWAT y los hombres de Abel en un barrio de chabolas. Abel huye llevándose dinero y metanfetaminas. Los SWAT lo matan, pero antes de que los investigadores irrumpan en el lugar de los hechos, Espino roba el bolso de Abel.

Un film de esos que pinta excesivamente bien, y que por desgracia, y por varios factores te deja un tanto desangelado. Un buen argumento, aunque demasiado trillado ya, pero que juntando a que en las escenas de acción el juego de cámaras resulta bastante mareante; que los actores me han parecido un tanto sosos; y que para ser un thriller apenas genera tensión hace que según va pasando los minutos hace que vaya decayendo. Lo mejor ha sido, que en ocasiones parece casi un documental sobre la pobreza, el mundo marginal, y la corrupción policial en los escalafones bajos de la sociedad. Un suficiente, siendo muy benévolo.