Archivos de la categoría ‘Suspense y Misterio’

 

 

 

 

 

 

 

 

Una pareja sin niños descubre un misterioso recién nacido en su granja de Islandia. El potencial de crear una familia les trae mucha alegría, pero también puede destruirles.

Un film que para los que nos gusta ver cine diferente, éste atrae mucho. Una película con poquísimos diálogos, con un inicio inquietante donde las imágenes y la banda sonora lo hacen y dicen todo; así como el trío protagonista. Esa inquietud permanece durante todo el metraje, desde ese inicio; pasando por el suceso que lo cambia todo, hasta el inesperado desenlace final. Una fotografía espectacular. Una dirección donde todo se realiza con una pulcritud exhaustiva. Y una Noomi Rapace sobresaliente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante unas vacaciones en un paraíso tropical, una familia empieza a percibir que en la recóndita playa elegida para relajarse unas horas suceden algunas anomalías temporales…

De nuevo Shyamalan nos trae un proyecto diferente y original (como casi siempre). Y a pesar de que la película tiene muchos fallos en el guión y estructurales en la trama; a mi me ha gustado bastante. El problema que tiene este director, es que muchas veces se tilda por los medios como películas comerciales, palomiteras, etc; y Shyamalan hace cosas bastante diferentes (por eso es de mis directores favoritos). En esta ocasión, la trama te va enganchando poco a poco; por todo lo que les va a pasando a nuestros protagonistas; y que hasta el final uno se pregunta el porque de la presencia en esa playa. El final, es un poco bluf, pero en conjunto me ha parecido muy entretenida e intrigante. Un bien alto.

Limbo (2021)

Publicado: septiembre 2, 2021 en Asia, Hong-Kong, Películas, Suspense y Misterio, Thriller
Etiquetas:

El policía novato Will Ren y su compañero, el veterano Cham Lau, persiguen a un brutal y obsesivo asesino de mujeres. Para atraerlo, recurren a la delincuente Wong To, que necesita expiar un accidente en el que resultó afectada la familia de Cham.

Una película bestial en todos los aspectos. Un thriller tétrico por todo lo relacionado con el asesino, así como ese blanco y negro que queda de 10; que consigue que haya una tensión y un suspense de alto nivel. Todo desarrollado en ese inframundo marginal donde el chabolimo, la indigencia, la pobreza y la supervivencia se juntan con la investigación del duo policial para tenernos en vilo durante todo el metraje. Excepcional el papel de Cham (Gordon Lam); y sobresaliente el de Wang To (Yase Liu). Como  he dicho, absolutamente bestial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos científicos americanos acuden a una desolada y desierta región cubierta de nieve para relevar a un compañero que está llevando a cabo un experimento sobre los efectos de la altitud y el frío en el comportamiento de los simios. Al llegar al laboratorio, descubren que su compañero ha muerto de lo que ellos creen un ataque al corazón. Sin embargo, no tardan en darse cuenta de su error. Algo sorprendente e inexplicable está sucediendo en aquel lugar, donde la muerte parece estar presente en aquella fría noche.

Una película para la tv en forma de miniserie (y tan mini, 74 min.). En una propuesta muy interesante con solo 2 personajes en una pequeña estación aislados casi totalmente. Un brillante Eli Wallach, muchas escenas de suspense y tensión aunque la copia que hay sea bastante oscura, que en ocasiones no ayuda. Un gran final, aunque predecible.

Fish & Cat (2013)

Publicado: marzo 24, 2021 en Asia, Drama, Irán, Películas, Suspense y Misterio
Etiquetas:

 

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de adolescentes se van de camping cerca de un lago para asistir a un evento deportivo. Próximo a una de las orillas, hay un restaurante cuyos cocineros tratan a los jóvenes de manera extraña.

Un film que desde el inicio, y con el prólogo que aparece en pantalla, promete algo que desde ese momento el director pretende engañarnos y llevarnos al terreno donde el director quiere (y fe que lo consigue). Una película sin trama ninguna, pero con un montón de tramas que se suceden en una especie de flashback, recuerdos, regresos en el tiempo, y cosas parecidas que le vuelven a uno loco, y ya no sabe cronológicamente como va todo. Habrá que visionarla de nuevo, porque es de esos film que te trastocan y te dejan pensando ese orden en el tiempo, y si merece la pena ponerlo en su sitio o no (si es que se puede poner o directamente me quedaré igual) . A destacar que la película está rodada en un plano-secuencia de 2 horas y cuarto, lo que ello conlleva en una sinfín de conversaciones y cruces tanto en los caminos como en los diálogos. La dirección y el rodaje es una auténtica delicia cinematográfica; y la banda sonora resulta sobresaliente (nos tiene siempre en tensión). No apta para aficionados al cine palomitero. Totalmente apta para el que le guste el cine atrevido y diferente.

 

 

 

Años atrás, los hermanos Justin y Aaron lograron escapar de la secta donde se habían criado. Ahora, malviven en un apartamento de Los Ángeles, hasta que un día reciben una cinta de vídeo de aquella secta, y a Aaron le entran las dudas de si deberían volver al campamento del que huyeron.

Se podría decir que es como una secuela de «Resolution» (2012). Otra locura de imaginación y originalidad de estos dos directores. Repleta de nuevo de personajes inquietantes. En este «Infinito», dejan ya un poco más claro todo lo que ocurría en la anterior, aunque siempre se quedan muchas preguntas sin respuesta. Nos muestra personajes y situaciones, unos nuevos y otros que ya aparecían en la primera. Lo mejor de la película, es que con presupuestos no muy altos, se puede hacer ciencia-ficción de suspense (cuasi-terror) de muy alto nivel. Aunque en este caso, no sea para mayorías; y en las que no hay que perderse ningún detalle (algo difícil) para intentar seguir el hilo (también otra odisea). A mí me ha gustado tanto o más de la que proviene. Notable alto.

Michael recibe un vídeo de su amigo Chris en el que se aprecian las consecuencias de años de adicción a las drogas. A pesar de las reticencias de su mujer, Michael se dirige a la cabaña de Chris para ayudarle.

Un film de esos extraños que te producen opiniones contradictorias y de los que el final te deja dándole vueltas a la cabeza sin llegar a entenderlo muy bien. Una mezcla entre terror y thriller, pero que no tiene lo necesario para llegar a ninguno de los dos géneros; sin embargo, eso es lo que llama la atención del film. Una sucesión de hechos inexplicables que les van pasando a nuestros protagonistas, en medio de esa relación que tienen; donde a cada cosa que pasa (y cada vez son cosas más raras), uno no sabe si está viendo un producto de ciencia-ficción, uno de terror, un drama, un thriller, algo esotérico, etc. Todas esas cosas que pasan van siendo cada vez más intrigantes, así como todos los personajes que aparecen, a cada cual más extraño e intrigante. Todo ello para tomar un desenlace final, que cuesta cogerle por donde va. Lo dicho, uno no sabe, si está viendo un locura de estos dos directores en lo que parece un bodrio de conversaciones; o por el contrario, se trata de una ópera prima que tiene pinta de convertirse en obra de culto. Habrá que ver la secuela «The Endless» (2017), a ver si nos queda algo más claro.

 

La vida de Norval (Elijah Wood) está siendo difícil. Mientras vive con su madre entra y sale de terapias de rehabilitación relacionadas con el alcohol sin rumbo aparente. Un día recibe una carta de su padre solicitando una visita y no se lo piensa dos veces: acude rápidamente a su casa, convencido de que reunirse con él llenará el vacío emocional que lleva sintiendo desde su adolescencia. Sin embargo, al cabo de poco tiempo Norval comienza a sentir que hay algo que no encaja en la actitud de su padre, un adictivo empedernido al alcohol. El joven muchacho pronto se da cuenta de que su soñada reunión familiar se ha convertido en un camino hacia una pesadilla.

Un film que durante la primera parte del mismo tiene un punto intrigante que no llega a despegar, y que empieza a hacerse pesadito. Pero si uno supera esos primeros 40 minutos (que cuesta), el film se convierte en otra cosa totalmente diferente. Todo lo que ocurre después es sorprendente, caótico en una concatenación de hechos que desencadenan en toda una última media hora brutal. Destaca tanto Elijah Wood como Stephen McAttie. Notable.

En Bhután, un detective encubierto investiga el caso de una monja budista desaparecida y cae en una arriesgada alianza con su único sospechoso, una atractiva joven conocida como la «diablesa» del pueblo.

Un film que me ha sorprendido gratamente. Una mezcla entre policíaca y misterio, donde poco a poco nuestro protagonista se va metiendo en el mundo de la «diablesa». Una película bastante pausada y tranquila, pero siempre con ese halo misterioso de no saber realmente lo que está ocurriendo y por qué; tampoco ayuda las explicaciones esotéricas y espirituales que nos dan a lo largo del film. Bastante interesante, aunque opino que no es para grandes mayorías.

Una cárcel va a ser evacuada para dejar espacio para un proyecto de un aeropuerto. El coronel Jahed y sus oficiales empiezan a trasladar a los presos, pero uno de ellos está desaparecido.

Un film de intriga bastante original, con un planteamiento de inicio a fin muy notable. No llega a acercarse al suspense, pero le falta poco. Excelentes las interpretaciones de los dos protagonistas principales (el coronel que la dirige y la asistenta social), en un mano a mano brillante, en una especie de relación del «quiero y no puedo». Un clima recreado por el director también a muy alto nivel, en muchas ocasiones inquietante y axfisiante. El desenlace final es lo que me ha parecido más normalito, pero toda la película es de una nota muy elevada.